Suspensión provisional del pago de la pensión de alimentos

Suspensión provisional del pago de la pensión de alimentos

 

Recientemente una Sentencia del Tribunal Supremo de 2/03/2015 ha determinado la suspensión de la obligación de pago de la pensión de alimentos a un hijo menor de edad debido a la precaria situación económica del padre obligado al pago.

Así, atendiendo a la Sentencia, podemos contestar a la pregunta que se hacen mucho progenitores cuando su precaria situación económica no pueden abonar la pensión… ¿qué puedo hacer si carezco de ingresos y no puedo pagar la pensión de alimentos?

Lo primero es aclarar que la solución nunca es dejar de pagar, si no iniciar un proceso de modificación de medidas de Sentencia y acreditar, de forma clara y exhaustiva, que no puede pagar la pensión de alimentos ya que carece de ingresos.

Normalmente, y a pesar de acreditar en sede judicial la falta de ingresos la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales viene denominando mínimo vital que suele oscilar entre 150 y 200 euros, a pesar de que el progenitor no tenga ingresos, salvo enfermedad o falta de capacidad o de aptitud para acceder al mercado de trabajo, mínimo con el que se presume que se pueden cubrir las necesidades vitales de los menores. Es decir, con independencia de acreditar la falta de ingresos del obligado al pago, el Juzgado condenaba al progenitor no custodio al pago de una determinada cantidad.

Sin embargo,  la Sentencia de 2 de marzo de 2015 el Tribunal Supremo  señala que, si aunque la obligación de prestar alimentos a los hijos sea un debe inexcusable, en los casos de pobreza absoluta del obligado al pago se puede acordar la suspensión provisional de la obligación de abonar la pensión de alimentos a favor del hijo menor de edad.  

La falta de medios del progenitor determina otro mínimo vital, el de un obligado al pago absolutamente insolvente, cuyas necesidades debe desatender para abonar la pensión. Así conforme al artículo 152.2 del Código Civil cesa la obligación de dar alimentos cuando « la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.»

Habrá que determinar en cada caso en qué situación económica se encuentra la persona que está obligada al pago, para poder acordar así la suspensión de la pensión de alimentos a favor de un menor de edad. 

Enlace para leer:  sentencia completa