¿Qué se exige para ser mediador?

¿Qué se exige para ser mediador?

Si estas buscando un mediador y no sabes dónde acudir, lee esta publicación donde te contamos cuales son los principales requisitos para ser mediador profesional.

En la actualidad existen varios Registros oficiales, si estas en Andalucía puedes acudir al Registro de Mediadores e Instituciones del Ministerio de Justicia y al Registro de Mediación Familiar de la Junta de Andalucía.

Estos listados permiten al ciudadano tener la garantía de que el mediador tiene la formación necesaria y exigida para poder serlo, evitando así que cualquier persona ejerza como mediador profesional sin tener unos mínimos conocimientos en mediacion.

Además, en nuestra opinión, la experiencia siempre será una garantía extra de la profesionalidad del mediador ya que al tratarse de una materia básicamente práctica el mero estudio o título no suele ser suficiente para poder llevar a cabo un proceso de mediación.

Ambos exigen una serie de requisitos para que un mediador pueda inscribirse.

En la web del Ministeriohttps://www.mjusticia.gob.es/es/ciudadania/registros/mediadores-instituciones – se establecen los requisitos siguientes:

<< ¿QUIEN PUEDE SER MEDIADOR?

Pueden ser mediadores las personas físicas que se hallen en pleno ejercicio de sus derechos civiles, siempre que no se lo impida la legislación a la que puedan estar sometidos en el ejercicio de su profesión.

Las personas jurídicas que se dediquen a la mediación, sean sociedades profesionales o cualquier otra prevista por el ordenamiento jurídico, deberán designar para su ejercicio a una persona física que reúna los requisitos previstos en la Ley.

El mediador deberá estar en posesión de título oficial universitario o de formación profesional superior, y contar con formación específica para ejercer la mediación, que se adquirirá mediante la realización de uno o varios cursos específicos impartidos por instituciones debidamente acreditadas, que tendrán validez para el ejercicio de la actividad mediadora en cualquier parte del territorio nacional.

REQUISITOS PARA SER MEDIADOR:

Para su inscripción en el Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación el mediador deberá acreditar:

1. Estar en posesión de título oficial universitario o de formación profesional superior.

2. Que cuenta con formación específica para ejercer la mediación

3. Ha suscrito un seguro o garantía equivalente que cubra responsabilidad civil derivada de su actuación en los conflictos en que intervenga.

· Formación específica:

La duración mínima de la formación específica del mediador será de 100 horas de docencia efectiva.

La formación específica de la mediación se desarrollará tanto a nivel teórico como práctico, correspondiendo a este último, al menos, un 35 por ciento de la duración mínima prevista para la formación del mediador.

Será válida la formación recibida ante instituciones extranjeras siempre que las mismas estuvieran debidamente acreditadas en sus respectivos países y, en su caso, se tendrá en cuenta para completar la duración mínima exigida.

· Formación continua

Los mediadores deberán realizar una o varias actividades de formación continua en materia de mediación, de carácter eminentemente práctico, al menos cada cinco años, las cuales tendrán una duración total mínima de 20 horas.

La realización de cursos de especialización en algún ámbito de la mediación permitirá cumplir el requisito de la formación continua del mediador. >>

En la web de la Junta de Andaluciahttps://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/areas/familias/mediacion-familiar/paginas/faq-mediacion-familiar.html#faqMF-3– se establecen los requisitos siguientes:

<<¿Qué titulación universitaria o título de grado se requiere para inscribirse en el Registro de Mediación Familiar?

La persona mediadora deberá estar en posesión de un título oficial universitario, título de licenciatura, diplomatura, grado, o de formación profesional superior, y contar con formación específica en materia de mediación desde un enfoque interdisciplinar de carácter educativo, social, psicológico y jurídico.

¿Qué formación específica se requiere para la inscripción en el Registro de Mediación Familiar?

Con relación a la formación en mediación familiar mínima requerida para la inscripción en el Registro de Mediación familiar, el artículo 5.2 del Decreto 37/2012, de 21 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 1/2009, de 27 de febrero, reguladora de la Mediación Familiar en la Comunidad Autónoma de Andalucía, modificado por el Decreto 65/2017, de 23 de mayo, establece que “deberán contar con una formación específica en mediación familiar desde un enfoque interdisciplinar de carácter educativo, social, psicológico y jurídico cuya duración será diferente, según la solicitud de inscripción se realice a los efectos de publicidad e información exclusivamente, o también, a los efectos de adscripción al sistema de turnos.

La formación específica en materia de mediación tendrá una duración que será diferente según la solicitud de inscripción se realice a los efectos de publicidad e información exclusivamente, o también, a los efectos de adscripción al sistema de turnos:

  1. En el supuesto de aquellas personas que se inscriban a los efectos de publicidad e información, la formación específica deberá consistir en superar un curso con una duración no inferior a 100 horas lectivas o su equivalente en el Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS), de las cuales al menos 35 horas tendrán carácter práctico. Asimismo, para la inscripción en el Registro de Mediación Familiar de Andalucía en este supuesto, se considerará como válida la certificación oficial de la inscripción en el Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación. De igual forma y, a los mismos efectos establecidos, será válida la certificación oficial de un registro de mediación equivalente de cualquier otra comunidad autónoma o Estado miembro de la Unión Europea.
  2. En el supuesto de aquellas personas que en su caso deseen formar parte del sistema de turnos deberán contar con una formación específica con una duración no inferior a 300 horas lectivas, o su equivalente en el Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS), de los cuales al menos 60 horas tendrán un contenido de carácter práctico.

Las personas mediadoras inscritas en el Registro de Mediación Familiar de Andalucía deberán realizar una o varias actividades de formación continua en materia de mediación, de carácter eminentemente práctico, al menos cada cinco años, las cuales tendrán una duración total mínima de 20 horas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 del Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles.

La acreditación de la formación específica y continua se realizará mediante el correspondiente documento expedido por la entidad en que se haya recibido la misma, pudiendo ser impartida por universidades, colegios profesionales, entidades o centros públicos o privados, así como por entidades públicas y privadas extranjeras. Los documentos acreditativos de la formación deberán estar legalizados de acuerdo con la normativa de aplicación así como traducidos, en su caso, de forma oficial al castellano.

El contenido práctico tanto de la formación específica como de la formación continua se fundamentará en una metodología de carácter vivencial, que incluirá ejercicios prácticos, la simulación de casos o prácticas tutorizadas.

En el supuesto de que la formación específica y continua se planifiquen y expresen en créditos ECTS, se tendrá en cuenta que cada hora lectiva equivale a 2,5 horas ECTS. >>

En ambos se exige una formación especializada en Mediación así como una formación continua que debe acreditarse para poder renovar la inscripción como mediador en el Registro.