Los gastos derivados de la vivienda familiar tras el divorcio. ¿Quién los paga?

Los gastos derivados de la vivienda familiar tras el divorcio. ¿Quién los paga?

——

—-

Abono de los gastos derivados de la vivienda familiar tras el divorcio. ¿Quién los paga?

Debemos diferenciar en primer lugar dos tipos de gastos derivados de la vivienda:

1.- Gastos generados del uso de la vivienda

Los gastos generados del uso de la vivienda ( luz, agua, gas, telefono, etc) serán sufragados exclusivamente por el que hace uso de la misma, si bien indirectamente el otro progenitor si paga pensión de alimentos está contribuyendo al abono de los mismos.

2.- Los gastos generados de la propiedad  

1.- Hipoteca:

  • Si el bien es privativo de uno de los cónyuges, se le atribuya o no su uso, la obligación del pago de las cuotas recae sobre éste .

  • Si la vivienda pertenece a ambos, en pro indiviso o a la sociedad de gananciales, legalmente corresponde a ambos en la proporción en que posean el bien que normalmente será por mitad, es decir al 50%.

La doctrina del Tribunal Supremo ha resuelto las dudas sobre el abono de una de las partes de mayor cuota y su posible repercusión en la propiedad diciendo que <<el pago del préstamo de la hipoteca no es una carga del matrimonio sino de la sociedad de ganaciales por lo que como tal, el pago debe hacerse por mitad y no en función de los ingresos de los cónyuges>>.

2.- Cuotas de la Comunidad:

Se trata de un tema controvertido dado que algunos tribunales determinaban que la obligación era para el que hacía uso de la vivienda, otros diferenciaban entre cuotas ordinarias y extraordinarias y para otros el pago debía ser por mitad entre los propietarios.

La  Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de septiembre de 2014 ha terminado con toda esta confusión estableciendo que “… sean ambos propietarios los que deberán afrontar, en su caso, las reclamaciones de la Comunidad de Propietarios, conforme al tan citado art. 9 de la LPH. En este mismo sentido, el art. 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos  permite, que aún cuando la obligación de pago de los gastos de comunidad corresponde al propietario, éste pueda pactar con el arrendatario que se haga cargo de la misma. Por otra parte los arts. 500 y 528 C. Civil establecen que el titular del derecho de uso o habitación será el responsable de costear los gastos ordinarios de conservación”.

No obstante,en cada caso habrá que estar a lo que el Juez de Familia determine ya que si establece que los estos gastos serán abonados por el que hace uso de la vivienda se deberán abonar así en cumplimiento de la sentencia. En caso de que el impago del obligado afecte al que no hace uso, debiendo éste abonarlos, podrá ejercitar las correspondientes acciones contra el cónyuge obligado al pago.

 3.- Impuestos:

Se trata basicamente del IBI y el criterio mayoritario es que sea aboando por los titulares en la misma proporción en la que son propietarios, es decir, por mitad en caso de sociedad de gananciales.