Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria

Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria

La nueva ley supone la desjudicialización de muchos conflictos. Se trata de descargar a los jueces de asuntos con el fin de que puedan centrar sus esfuerzos en asuntos que precisan toda su dedicación.

Se trata de solucionar los problemas, en los que no hay intereses enfrentados, a través de nuevos medios que junto con la mediación y el arbitraje permite al ciudadano optar por la vía mas rápida y eficaz para resolver sus problemas.

Como dice el propio Preámbulo la Ley de la Jurisdicción Voluntaria forma parte del proceso general de modernización del sistema positivo de tutela del Derecho privado.

       – Se trata, de este modo, de que el ciudadano se vea amparado con el grado de efectividad que demanda una sociedad cada vez más consciente de sus derechos y cada vez más exigente con sus órganos públicos.

 

       – Y conforme con la experiencia de otros países,  para optimizar los recursos públicos disponibles, se opta por atribuir el conocimiento de un número significativo de los asuntos a operadores jurídicos tales como Secretarios judiciales, Notarios y Registradores de la Propiedad y Mercantiles, que aúnan la condición de juristas y de titulares de la fe pública, y que reúnen sobrada capacidad para actuar, con plena efectividad y sin merma de garantías, en algunos de los actos de jurisdicción voluntaria que hasta ahora se encomendaban a los Jueces.

Supone además dar a los ciudadanos la posibilidad de solucionar sus problemas por otros medios y procedimientos más eficientes, sin que ello les cueste mas dinero. Y ello atribuyendo competencias, para resolver determinadas cuestiones, a los secretarios judiciales, notarios y registradores.

Artículo 1.- Se consideran expedientes de jurisdicción voluntaria a los efectos de esta Ley a todos aquellos que requieran la intervención de un órgano jurisdiccional para la tutela de derechos e intereses en materia de Derecho civil y mercantil, sin que exista controversia que deba sustanciarse en un proceso contencioso.

  • Los registradores de la propiedad y mercantiles se ocuparán de los expedientes registrales, entre los que figuran la convocatoria de junta general de las sociedades o asamblea general de obligacionista cuando las entidades no lo hagan o el nombramiento de liquidadores, auditores o interventores.

  • Los  secretarios judiciales se encargarán, entre otros expedientes, de nombrar defensores judiciales, declarar ausencias y fallecimientos,  nombrar al administrador, liquidador o interventor de entidades, celebrar subastas voluntarias electrónicas o los actos de conciliación.

  • Los notarios también asumen otras funciones en materia sucesoria, mercantil y de obligaciones, como la consignación de deudas pecuniarias, la realización de subastas voluntarias, actos de conciliación o nombramientos de peritos en contratos de seguro (que comparten con los secretarios judiciales). Además, la ley prevé que se pueda plantear ante los notarios un procedimiento para la reclamación de deudas dinerarias reconocidas y no contradichas.

 

NOVEDADES Dº DE FAMILIA:

  • Matrimonio ante Notario: los secretarios judiciales y notarios podrán oficiar matrimonios ( no en vigor hasta 30 junio 2017)

  • Divorcios de mutuo acuerdo ( sin hijos menores) ante notarios y secretarios judiciales  (a lección de las partes)

  • Derecho a celebrar matrimonio religioso con efectos civiles en otras confesiones (antes no reconocidas)

  • Elevación de 14 a 16 años de la edad para contraer matrimonio.

 

La nueva norma afecta a temas como:

– En materia de personas:

  • Autorización o aprobación judicial del reconocimiento de la filiación no matrimonial
  • Habilitación para comparecer en juicio y del nombramiento de defensor judicial
  • Adopción
  • Tutela, la curatela y la guarda de hecho
  • Concesión judicial de la emancipación y del beneficio de la mayoría de edad
  • Protección del patrimonio de las personas con discapacidad
  • Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen del menor o persona con capacidad modificada judicialmente
  • Autorización o aprobación judicial para la realización de actos de disposición, gravamen u otros que se refieran a los bienes y derechos de menores y personas con capacidad modificada judicialmente.
  • Declaración de ausencia y fallecimiento
  • Extracción de órganos de donantes vivos

 

– En materia de familia:

  • Dispensa de impedimento matrimonial
  • Intervención judicial en relación con la patria potestad
  • Intervención judicial en los casos de desacuerdo conyugal y en la administración de bienes gananciales

 

– En materia de Derecho sucesorio

  • Albaceazgo
  • Contadores-partidores dativos
  • Aceptación y repudiación de la herencia

 

En materia de Derecho de obligaciones

  • Fijación del plazo para el cumplimiento de las obligaciones cuando proceda
  • Consignación

 

En materia de derechos reales

  • Autorización judicial al usufructuario para reclamar créditos vencidos que formen parte del usufructo
  • Expediente de deslinde de fincas no inscritas
  • Expedientes de subastas voluntarias

 

En materia mercantil

  • Exhibición de libros de las personas obligadas a llevar contabilidad
  • Convocatoria de juntas generales
  • Nombramiento y revocación de liquidador, auditor o interventor de una entidad
  • Reducción de capital social y de la amortización o enajenación de las participaciones o acciones
  • Disolución judicial de sociedades
  • Convocatoria de la asamblea general de obligacionistas
  • Robo, hurto, extravío o destrucción de título valor o representación de partes de socio.
  • Nombramiento de perito en los contratos de seguro.