Hablando se entiende la gente…Organizacion del régimen de visitas con progenitores en distintas localidades

Hablando se entiende la gente…Organizacion del régimen de visitas con progenitores en distintas localidades

Hoy compartimos un interesante artículo de Natalia García García, directora de Sepín Familia y abogada, sobre la organización de las vistas de los menores cuando los progenitores residen en distintas localidades. Un tema muy frecuente en mediación familiar y de fácil solución cuando existe voluntad de negociar en las partes.

En muchas ocasiones los progenitores viven a kilómetros de distancia por lo que el desarrollo del regimen de visitas se hace complicado y con costes económicos importantes para el progenitor que realiza los desplazamientos. Por eso las partes deben tener claro como deben realizarse las entregas y recogidas y quien debe asumir esos gastos.

En caso de estar negociando el Convenio regulador habrá que atender a esta circunstancia a la hora de detallar las visitas. Pero si el cambio se produce despues, los progenitores deberán negociar para adecuar la organización de las visitas a esta nueva circunstancia. El Tribunal Supremo entiende que se habrá de estar al acuerdo de las partes, en tanto no viole el interés del menor, y subsidiariamente, se podrá atribuir la obligación de recogida y retorno a uno de los progenitores, con la correspondiente compensación económica.

POSIBLES SOLUCIONES 

  • Acuerdo de las partes

  • Que se repartan la carga, es decir, que uno recoja y el otro retorne.

  • Atribuir o imponer (por sentencia) a uno solo la obligación de recoger y retornar con una compensación económica

  • Que el menor realice el viaje en tren, haciendo uso del servicio de acompañamiento de menores

  • Y en situaciones extraordinarias se atenderán a las circunstancias concretas para adoptar las medidas mas adecuadas.

No es posible aplicar soluciones generalizadas para todos los supuestos, será necesario atender a las circunstancias concretas de cada caso, eso sí, salvaguardando siempre los dos principios básicos mencionados: interés superior del menor y reparto equitativo de las cargas.

Podéis leer el articulo pinchando en el siguiente enlace:   ARTÍCULO COMPLETO