Gastos hipoteca ¿Qué conceden los juzgados?

Gastos hipoteca ¿Qué conceden los juzgados?

Reclama los gastos de tu hipoteca

La mayoría de los Juzgados se pronuncian sobre la nulidad de la imposición de todos los gastos al cliente concediendo la devolución íntegra de los gastos de Notaría, Registro, Gestoria y TasaciónNo así, la devolución del Impuesto que la mayoría de los Juzgados consideran que su abono corresponde al cliente. 

 

En la mayoría de las hipotecas el cliente es el único obligado a abonar todos los gastos que se derivan de la escritura, sin especificar si alguno de esos gastos puede corresponder al prestamista.

Imputando, de modo indiscriminado, la totalidad de los gastos que pudieran derivarse, no sólo de la constitución del préstamo, sino también en un futuro e impidiendo así que la parte prestataria pueda conocer los gastos a los que deberá hacer frente.

La pregunta qué debemos hacernos es ¿a quién le habría correspondido asumir el pago de no haberse incluido una clausula atribuyendo el abono de todos los gastos al cliente? y ¿ a quien beneficia la constitución de la hipoteca?

     En muchas sentencias se establece <<… se atribuyen al prestatario la totalidad de los gastos de tramitación del préstamo con garantía hipotecaria, cuando lo cierto es que tanto prestatario como prestamista están interesados en la constitución de la misma.>> Y el Tribunal Supremo no excluye la posibilidad de la validez de una cláusula que reparta equitativamente los gastos derivados de la intervención de notario, al entender que, si bien el principal interesado es el prestamista, el beneficiado final por el préstamo es el prestatario. Por lo que sobre la base de la normativa aplicable, se consideraría válida una cláusula que distribuyese equitativamente, entre el prestatario – cliente – y prestamista – entidad bancaria -, los gastos correspondientes a la intervención de notario, tasación y registro, atendiendo al interés de ambos en la formalización del préstamo hipotecario.

Ahora bien, en las escrituras se impone, de modo genérico, total e indiscriminado, el abono de los gastos de notario, registro, tasación y gestoria al consumidor, razón por la que se declara la nulidad de la cláusula.

En conclusión, si ambas partes se benefician y son “interesadas” en la constitución de la hipoteca no cabe imponer todos los gastos al cliente, siendo esta imposición nula por abusiva y por generar un desequilibrio al consumidor.

      Ademas declarada nula la clausula no cabe repartir el abono de los gastos entre ambas partes o adjudicar a cada una unos gastos ya que esto conllevaría una convalidación o subsanación de esa nulidad absoluta, y, lo que es nulo, no produce efecto alguno. 

Sentencia Nº 27/17, de 6 de noviembre de 2017 del Juzgado especializado  .<< Y, una vez declarada la nulidad y eliminada del contrato, no es posible integrar o moderar la cláusula, estableciendo un reparto equitativo, procede acordar la restitución a cargo de la entidad demandada, de las cantidades satisfechas por la actora.>>

<< La nulidad de pleno derecho no admite convalidación. Y es que, la confirmación está prevista en nuestro derecho para los contratos que adolecen de un vicio de anulabilidad, conforme a lo previsto en el artículo 1310 CC, sin que sea aplicable a los supuestos de nulidad de pleno derecho. La cláusula atributiva de gastos adolece de nulidad absoluta y radical, no susceptible de subsanación ni de confirmación, por cuanto lo nulo no produce efecto alguno.>>

En base a lo anterior, la mayoría de los Juzgados especializados conceden la devolución total de la factura de Notaria, Registro, Tasación y Gestoria denegando la devolución del Impuesto por considerar que el obligado el cliente.